Aprendiendo a morir


Un día como hoy en el 2013 mi familia sufrió una perdida muy cercana, para mi fue difícil, nunca había tocado sentarme en los bancos laterales en la funeraria. En menos de 4 días mi tío paso de un dolor en el pecho a la muerte.

En medio de el dolor y el mar de emociones, tener que tomar decisiones rápidas,Qué vamos a hacer? Viendo la fragilidad de quienes amamos. BASTANTE DIFÍCIL!

Ese momento en que tenemos la necesidad de ser consolados pero tenemos que consolar

Pero el Señor es FIEL! y en medio de lagrimas nos visito consuelo.

El pastor Pedro fue quien compartió la palabra y citó en repetidas ocasiones esta frase con que nombramos este post. (Si esta no es la primera vez que lees #SobrelaRoca , sabes que soy fiel creyente de que: Lo que cambia conductas en la vida del ser humano son frases que retiene) ''NUESTRA IGLESIA HA APRENDIDO A MORIR''

Por eso encuentro oportuno compartir esta lección con ustedes. En el comienzo de este ano como comunidad, como iglesia hemos sido visitados por la gran oportunidad de ser instrumento de consolación,hemos visto a hermanos pasar por la prueba de perder a sus seres queridos.

Mientras lloramos con los que lloran, mientras abrazamos en consolación y empatía "aprendemos a morir"

APRENDER A MORIR ES: Estar consientes de que la muerte es un choque de realidad,nuestro cuerpo es frágil y nuestra salud puede ser afectada mortalmente en cualquier instante. La muerte física es la consecuencia del pecado y vivimos en un mundo lleno de pecado.

Ir a un funeral es eso un recordatorio de algo eminente para cada uno de nosotros. Pero seguimos con vida al salir de ese lugar.
Y para nosotros a la mañana siguiente el sol nace y es un recordatorio de que hay aliento de vida. Y tenemos que seguir adelante. Nuestros días están en manos de Dios y cosas nuevas.

APRENDER A MORIR ES: NO llorar como los que no tienen esperanza. Hay esperanza mayor la separación física es momentánea, nos reuniremos con ellos, si estos han creído en el Señor.

1 Tesalonicenses 4:13 Pero no queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen[los que están muertos], para que no os entristezcáis como lo hacen los demás que no tienen esperanza.
Nos duele tener que cambiar nuestra rutina sin previo aviso y sin preparación alguna. Nos duele quedarnos con los mismos recuerdos sin la oportunidad de crear nuevos. Y en la pena  piensas que no vera tus momentos de éxitos por venir o que no volverás a escuchar esa voz. Sin embargo tenemos la esperanza de ver a nuestro ser querido de nuevo.

APRENDER A MORIR ES: Recordar que SI HAY una esperanza GLORIOSA. Si esto termina en GLORIA! 
Los muertos en Cristo resucitaran primero
Esa es una promesa hecha por quien puede cumplirla. Y eso es lo GLORIOSO de esa esperanza, en ese momento de recordar que esto termina en GLORIA! El intervalo terrenal se extiende a algo sobrenatural y eterno. 

Apocalipsis 21:4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

Ese es el consuelo, por eso creemos en que el dolor es pasajero, esas lagrimas Dios en su tiempo las cambiará y no volverán a salir de nuestros ojos y corazones.


APRENDER A MORIR ES: Ver la Gracia de Dios actuar en la Providencia incompresible

(Gracias Pst. Bayonet)

2 Tesalonicenses 2:16-17 Y el mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia,conforte vuestros corazones, y os confirme en toda buena palabra y obra

.Nosotros no entendemos porque mueren personas jóvenes, como las personas se van en un instante teniendo una vida por delante, no entendemos como un cáncer en remisión de la nada hace metástasis, como dejo que se detuviese el corazón, Por qué no se detuvo la hemorragia, Por qué ese mensaje llegó para distraer la mirada del volante y Dios no detuvo el otro vehículo? Por qué ese caso pudo ser el 1% del 99 en el que ocurre el milagro. Donde estuvo la misericordia escondida detrás de esos anos de sufrimiento en la enfermedad.

(Suena duro pero es lo que pasa por tu mente en esa hora)


Pero a Dios no se le atribuye maldad alguna, el levanto el cerco de protección en ese momento y lo hizo por algo que tu y yo no asimilamos.
Y amo este salmo en GRAN MANERA... es uno de los textos que te marcan.

SALMOS 115:
1 No a nosotros, oh Jehová, no a nosotros,
Sino a tu nombre da gloria,
Por tu misericordia, por tu verdad.
2 ¿Por qué han de decir las gentes:
¿Dónde está ahora su Dios?
3 Nuestro Dios está en los cielos;
Todo lo que quiso ha hecho.

Mi trabajo no es no es Gritarle a Dios, Por qué? Cuando pasan las cosas que no quiero que sucedan; "El está en los cielos y hace lo que le PLACE " Es incomprensible totalmente, pero día tras día su protección nos rodea y en un segundo entro esa bala. Nosotros simplemente sabemos que según su promesa , eso nos ayuda y redunda en nuestro bienestar. Es su Gracia cuando no la merecemos que permanece allí y se renueva la misma misericordia.

Y creeeeemeee esto no es fácil de asimilar y menos en el instante, como diría el Pst Bayonet: "Esto se entiende por revelación divina", y la muerte es usualmente ese examen que tienes que recordar esas respuestas. La verdad es que su Gracia esta ahí, cuando la providencia no luce a nuestro favor, esperando el tiempo oportuno veremos que si. Dios siempre está ahí y eso es suficiente.

APRENDER A MORIR ES: que en medio de tantas noticias de muerte a nuestro alrededor, nos vemos en la demanda urgente de compartir el evangelio. LA REALIDAD ES DURA, el que parte de este mundo sin Cristo en su corazón se va al infierno, y no hay nada ni nadie que saque a esa persona de ese lugar. Y ahí es cuando el ataque de llanto incrementa....

Habla a todos de Dios a tiempo y fuera de tiempo, la muerte no ve espera a tus planes cumplidos, no tiene una fecha que conozcas.No dejes pasar las oportunidades de compartir el evangelio con quien aprecias; porque es muy doloroso saber que no verás jamás a alguien porque su destino es totalmente opuesto.

En conclusión, no te digo que estés de carcajadas en medio de está providencia, creo que debes de llorar, debes de recordar lindos momentos y malos, debes de sacar el dolor de la separación terrenal. Habla de lo que sientes y por mucho va al Señor en oración no reprimas tus sentimientos pero no deje que las emociones te dominen y que te hagan olvidar quien es Dios, lo que ha prometido y donde está/

Busca su consuelo, elimina el consumo dañino, no vuelvas atrás cada día es un día para recuperarse. Es el momento de decirle a tu alma que no se turbe y que espere en DIOS.

Acércate a un líder y comparte, ahora en la prueba no parece que llegaran días en que esa ausencia estará superada. Proponte defender el legado de esa persona. Y es mi oración que seas confortado y ayudado en medio de la aflicción. 


2 Corintios 1:3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación.


2 Tesalonicenses 2:16 Y que nuestro Señor Jesucristo mismo, y Dios nuestro Padre, que nos amó y nos dio consuelo eterno y buena esperanza por gracia.

Comentarios