TIPS 2016

¡Encontramos el vídeo! Lo rescatamos de lo profundo y oculto de un memory stick.
Así que, te recomiendo quedarte hasta el final...

¿Pueden creer lo rápido que pasa el tiempo? Esa es la sensación que nos deja el hecho de que ya estamos a mediados de enero, de enero del 2016. Ya (¡Y por fin!) nadie hace los chistes de "¡No te veía desde el año pasado!..", se cansaron del conteo "página 14 de 366", ya muchas resoluciones comenzaron a tornarse borrosas y el entusiasmo de un nuevo comienzo se aplacó.


Así que considero oportunas estas recomendaciones o 'tips' para que lo que te has planeado sea una realidad. La verdad es que nada escapa del control del Señor y su tiempo es mucho mas perfecto que el nuestro, pero si el Señor sembró en ti ese deseo de cambio, debes dejar que el ponga el tí el hacer, y debes de levantarte y hacerlo.


Estas son resoluciones típicas y maneras prácticas y sencillas de llevarlas a cabo, de manera tal que no te frustres por no lo lograrlas. ¡Ya no le dejes espacio a la 'lista de reciclaje 2017'!

Resolución #1: Leer la Biblia completa.
  1. Te recomiendo usar un plan diario de lectura. Puedes encontrarlo online, o seguir un esquema como el de Sociedad Biblica o el de Nuestro Pan diario. También puedes seguir un plan de lecturas con alertas virtuales en cualquier dispositivo electrónico como el de YouVersion.
  2. Si las lecturas son bastantes para ti y sientes que vas a la carrera puedes programar momentos de lectura al día y dividirlas, o te sugiero usar este programa: medirá cuantas palabras lees por minuto y te dará un promedio de la cantidad de capítulos y tiempo estimado por día, así  personalizado, una dieta para ti. http://www.howlongdoesittaketoreadthebible.com/  Gracias a mi compañera +Yuleisy Ortega S.  que me habló de esta app.


Resolución #2: Cultivar un habito de oración.

Honestamente, creo que nunca será posible que oremos lo suficiente, así que considero esta una resolución constante.
  1. Elige un momento al día y un lugar especial.
  2. Programa una hora en la que estés lo suficientemente despierto.
  3. Anota previamente tus motivos de oracion (¿Por qué agradeces? ¿Por quién debes orar? ¿Por qué debes de orar?
  4. Programa un cronómetro entre 30-45 minutos e intenta orar, al principio parecerá una eternidad, pero con el paso de los días pensaras que el reloj te roba horas. Hazlo por 31 días.


Resolución #3:  Crecer espiritualmente y agradar más a Dios. Pasar más tiempo leyendo la Biblia y mucho más tiempo en oración cambiará tu forma de ser y de actuar.

  1.  Vive lo que lees,  Vive lo que predican.
  2. Da gracia por reflejo.
  3. Recuerda promesas.


Resolución #4: Ser más ordenado.

 (Llegamos a mi renglón favorito) ¡Ja :D!
  1. Haz una lista donde anotes qué tienes que hacer.
  2. Si tienes una agenda o acceso a una: ¡USALA! Programa con anterioridad qué harás.
  3. Se flexible con los cambios que puedan presentarse,
  4. Organiza tu tiempo y no mezcles dos actividades. 
  5. Destaca fechas importantes y actividades de la iglesia, familiares o laborales.
  6. Escribe un estimado del tiempo que puedes tardar en realizar tus actividades.
  7. Si comenzaste: termina.
 (Me gustaría abundar en este tema.
 Si quieres saber más escríbenos a sobrelarocaestoyblog@gmail.com)



Resolución #5: Ser mejor persona, ser un mejor amigo, tener novio, entre otras...
Este es el anhelo de muchas personas: poder agradar, amar y ser amado por quienes lo rodean. Esto no depende del todo de nosotros, pero sí tenemos una gran parte de responsabilidad. La convivencia es algo difícil, pues somos personas diferentes, con carácteres diferentes, todos en un mundo caído y que necesitamos a Cristo, pero hay algunas cosas básicas que son necesarias tener en mente:
  1. No intentes imitar a nadie. Se tú mismo (¡Permítete llegar a ser el ideal de persona que Dios está moldeando en tí!)
  2. Intenta conocer personas nuevas. Ábrete a el grupo que te circunscribe y busca conocer a más personas que aman al Señor. 
  3. Busca siempre agradar al Señor con esa relación. (Si no agrada al Señor, replantéate la necesidad de permanecer) 
  4. Escucha más, habla menos.
  5. No discutas, espera dos horas y luego conversa. 
  6. No seas virtual, disfruta de compartir con alguién frente a frente.
  7. Ora por esa persona. (¡Es la muestra más grande de afecto que alguien puede dar o recibir!)


Resolución #6:  Aprender algo nuevo.
Es común que estemos cansados de hacer lo mismo, y querramos aprender cosas nuevas. Algunas pueden aparentar no tener sentido ni utilidad pero jamás sabes de que terminarás viviendo. Recuerda el apóstol Pablo quién terminó dedicandose a la fabricación de tiendas para subsistir.
Ante ese deseo de aprender algo nuevo, pon la cabeza fría y piensa:
  1. ¿Qué quieres aprender y dónde lo enseñan? 
  2. ¿Cuánto te costará aprender? ¿Qué necesitas para aprender?
  3. ¿Donde lo aplicarás?
  4. Y por último y más importante, ¿Cómo puedo agradar a Dios al aprender esto?


Resolución #7: Hacer más ejercicio, bajar de peso, comer mejor. 
Esta es la resolución mas típica, y a la vez, la resolución en la que menos se persiste. 
  1. Ve a un especialista. (¡POR FAVOR!)  Antes de empezar cualquier rutina, es importante que recibas un chequeo médico previo, con evaluaciones y análisis. Visita un nutricionista o médico clínico de tu localidad. Puedes verificar que día cumple con su horario en el hospital o clínica y ve. 
  2. Empieza poco a poco, es imposible que seas un atleta ya para el 1ro de Febrero. 
  3. La fuerza de voluntad viene cuando el objetivo esta claro, puedes estar rodeado de personas tomando refrescos y si dijiste no tomaré más, disfrutarás tu vaso de agua. 
  4. Elimina hábitos pocos saludables que sabes que te dañan. 
  5. Empieza calentando y continúa con una rutina apta para ti: ya sea en el gym, corriendo, o un entrenamiento en casa. 
  6. No te vuelvas obsesivo. Nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo (1 Cor 6:19)  y estamos administrándolo pero jamás la apariencia física tendrá mucho más valor que el carácter espiritual de alguien. (1 Timoteo 4:8) 

Resolución #8: Rodearme más de la palabra de Dios.
  1. Cultiva relaciones que te edifiquen, busca esos hermanos en la iglesia que prediquen con sus vidas.
  2. Escucha radio cristiana: desintoxicate.
  3. Ve menos post de chismes y busca fuentes de edificación en internet.
  4. Lee libros cristianos. 

Resolución #9: Ahorrar.
  1. Da tu diezmo. (Mal 3:10) Quizás esto varíe en la iglesia en que te congregas pero lo establecido en la palabra de Dios es muy claro. De lo recibido de tu mano eso te damos (fisica, espiritual y materialmente) (1 Cro. 29:14) 
  2. Haz un plan de ahorro, ve a un banco cercano e investiga. 
  3. Fijate una meta de ahorro. Ej. Para el vuelo a Disney, Para las vacaciones en la playa, Para el inicial del carro... Para la boda...
  4. Mira tus gastos fijos y ve en qué estás gastando tu dinero. 
  5. NO GASTES DINERO EN COSAS QUE NO NECESITAS. Si te ves muy tentado hazte las siguientes preguntas: 
  • ¿Necesito esto?
  • ¿Puedo encontrarlo en otro lugar más barato?
  • ¿Qué tanto puedo gastar en algo como esto?
  • ¿Vale la pena hacer ese gasto?
Este tip es personal, pero me ha funcionado: No tengas mas de una cierta cantidad en efectivo.

(Me gustaría abundar en este tema. 
Si quieres saber mas escríbenos a sobrelarocaestoyblog@gmail.com)


Resolución #10: Ayudar más. 
...Ayudar más en casa, ayudar a una obra, ayudar en la iglesia, apoyar alguna causa...
  1. Empieza planteandote dónde quieres ayudar.
  2. Cómo y con qué puedes ayudar.
  3. Ofrécete voluntariamiente. 
  4. No minimices tu ayuda: ¡Lo poco que hagas es muy significativo! 
  5. Siempre trabaja como para el Señor.
¿Pero sabes qué? Lo importante no es hacer una lista de resoluciones y tampoco esperar que sea Enero para que puedas decidirte por una vida que honre más al Señor, pues al final:

Pro 16:1 Podemos hacer nuestros propios planes, pero la respuesta correcta viene del SEÑOR.

¡Acá te dejamos el vídeo! 




Comentarios