#MiDiarioSobrelaRoca día 1

¡Hola! Les escribos desde los cielos, literal.

La razón por la cual he estado tan ansiosa es porque estoy viajando a un congreso a la ciudad de Medellín en Colombia.

Todos los preparativos para este viaje se han visto entorpecidos y postergados por otras responsabilidades (a eso se debe la ausencia en el blog).  Pero en estas semanas he estado aprendiendo muchísimas cosas que quiero compartir con ustedes y quiero que sirvas de testimonio para aquellos que ven muchas veces puertas cerradas y se ven tentados a pensar que Dios no tiene control de cada detalle.

Este es mi #MiDiarioSobrelaRoca

Jueves 30 de junio, 2016.  
Un día antes del viaje.
Amanecer empacando y asistir a clases no resultó ser un buen plan. Pero la lección de estos días ha sido que Dios tiene mejores planes. Con 30 minutos de retraso ¡BOOM! el vehículo no enciende intentándolo de todas las maneras posibles. Llegar una hora de retraso y perder la clase. Empezar a trabajar en un proyecto que asignaron a principio de trimestre, pero por procastinadora aplacé hasta lo último.


Resulté haciendo un trabajo “satisfactorio” el cual pudo haber sido mejor. Despedir al grupo de misioneros con el que teníamos un mes trabajando. Un examen largo pero ¡GRACIAS DIOS! Llenable.
Diligencias pendientes, ser anfitriona y dormir 2 horas.

~Transformando lesiones en Lecciones.~
1.       El Señor nos manda a ser diligentes y hacer todo en orden. Mientras dependa de nosotros debemos de hacer las cosas en su tiempo.
2.       Siempre a favor de la providencia, nunca en contra de ella.  Cuando las cosas se entorpecen da Gracias a Dios y trabajas con lo que puedas y tengas a la mano.
3.       Siempre es triste decir adiós a un grupo de amigos, pero es increíble como podemos aprender de las personas y celebrar las actitudes dignas para copiar. Durante esas semanas pude aprender cuán importante es escuchar a las personas, y cuánta necesidad tienen del Señor Jesús.
4.       En un examen largo las preguntas tienen menos valor. No te quejes y te preocupes por contar las hojas, concéntrate en lo importante que es demostrar tus conocimientos.
5.       Dios siempre suple todas nuestras necesidades y lo hace de las maneras menos predecibles. ¿Tienes necesidad? Acude a quien sabe cómo suplirlas.
6.       Ser hospitalarios es uno de los retos para mi familia, y este día fue hermoso ver como Dios nos permite servir tanto a otros cuando solo lo ves como algo simple. No hay porque pretender ser perfectos y ofuscarse por tener lo mejor poder ser buenos anfitriones. Al final todo se trata de agradar al Señor en lo que hacemos y reflejarlo a El.


Psa 46:10 «¡Quédense quietos y sepan que yo soy Dios! Toda nación me honrará. Seré honrado en el mundo entero»

Comentarios