¿Último día Santo?

¿Último día Santo?


Hoy es el último día de lo que conocemos como Semana Santa, la fecha donde una gran cantidad de Cristianos se reconcilian con nuestro Dios, y personas no creyentes llegan a reflexionar sobre sus estilos de vida y los mandamientos de cómo el Salvador quiere que vivamos acá en la tierra.

Agradezco a Dios por fechas como éstas que pueden ser usadas para expandir su luz, pero luego de la Semana Santa, ¿Qué sigue? ¿Quiere Dios sólo una semana en santidad?
La santidad es más que unos días durante el año, es un estilo de vida el cual nuestro salvador, el Señor Jesucristo, espera de nosotros.

Ser santos significa estar apartados o dedicados para un propósito específico y esto incluye ser apartados desde el momento que conocemos la gracia salvadora de Cristo hasta el último de nuestro días (Mateo 24:13).

 El Apostol Pablo lo dice de la siguiente manera en 2 de Corintios 7:1 "Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios".

Nuestro amado salvador espera que vivamos vidas agradables a Él de manera continua, nos manda a ser santos por cuanto Él es Santo.
( 1 Pedro 1:15-16).
Es imposible no llevar una vida en Santidad y querer ver a Dios. La santidad es la base de toda vida que profesa a Cristo y que anhela el encuentro con su Salvador. En su Palabra nos dice que si no andamos en Santidad entonces no seremos capaces de verle (Hebreos 12:14).

Esto debe llevarnos a hacer radiografías de nuestro corazón aún en los más mínimos detalles y expresar como el salmista en oración para que sean abiertos nuestros ojos al pecado y ser guiados por el camino eterno (Salmos 139:23-24).

Un corazón agradecido por la obra salvadora de nuestro Señor en la Cruz, guarda en su corazón las enseñanzas del Padre para no pecar contra Él. Te invito a que tomes nuevas resoluciones, que aunque termine esta semana, tus días sigan siendo santos hasta el final.


-Sarah Peña.

Comentarios