¡Un mensaje para heroes!


Un mensaje a los que no tienen otra opción y deben salir a trabajar:


Todos estamos viendo las noticias. Todos vimos lo que pasó en Wuhan, lo que está pasando en Europa, y estamos desde distintos países del mundo a la expectativa de una amenaza incipiente con corazones temerosos. Ante la naturaleza de esta alarma, el rol de todo el personal de salud es imperativo y fundamental e independientemente de la vocación en nuestros corazones que nos movió a escoger el área de salud como ambiente laboral, no estamos exentos de ser visitados por la duda y la incertidumbre al pensar en nuestras familias y en cómo podríamos ser un foco de infección para ellos y las personas que nos rodean. Pero ahora quisiera recordarte algunas verdades que traerán perspectiva a nuestras vidas en estos momentos:

DETRÁS DEL GIGANTE VEAMOS A DIOS. No estamos solos, Dios sigue siendo bueno y todopoderoso, y si bien tal vez en nuestros países puede que la propagación del virus haya tenido una evolución tórpida o le haya tomado por sorpresa la pandemia, A Él no, que nuestra fe en su carácter y en quien Él es dé descanso a nuestra alma y esperanza al apoyarse en la roca de nuestra salvación (Salmos 119:114).

COMO PERSONAL DE SALUD ESTAMOS LLAMADOS A PRESENTARNOS Y A CUMPLIR CON NUESTRO DEBER. No dejes que tu corazón se llene de miedo. Seamos íntegros y cumplamos con nuestra labor por nuestros seres queridos que son parte de esa población vulnerable y por todo nuestro pueblo.


Por último RECUERDA VER AL PACIENTE DETRÁS DEL DIAGNÓSTICO. Solamente la etiqueta del diagnóstico en los que padecen la enfermedad trae incertidumbre al corazón de estos y de sus FAMILIARES. Como personal de salud comprometámonos a acompañar la realidad con tranquilidad y esperanza en la medida de lo posible si bien dice la Biblia“Gran remedio es el corazón alegre, pero el ánimo decaído seca los huesos.” (Prov 17:22)


En la Biblia a Josué, en un momento en el que se le encomendaba una gran tarea, se le dijo: ESFUÉRZATE Y SÉ VALIENTE. Si eres hijo de Dios y personal de salud en estos tiempos de Coronavirus: Capacítate como es debido en cuanto al tema, toma las medidas de precaución pertinentes y te repetiré esas palabras ante la gran labor que queda por delante: 
¡ESFUERZATE, SE VALIENTE QUE JEHOVA TU DIOS ESTA CONTIGO!

Comentarios